Invierno (2013)

Mientras la vida dormita en un sueño estéril bajo la tierra, arriba los vientos de temporal zamarrean los esqueletos fantasmales de los arboles de savia seca, como si estuvieran sin sangre. Los paseos y alamedas desertados de paseantes, son simplemente un mundo de sombras y luces espectrales, como el decorado triste de una obra sin argumento, sin vida. El gris se enseñorea sobre la paleta y la luz se hace mortecina en los cortos atardeceres. Aún ni los almendros tienen un presunto de esperanza en renacer.  Hay un silencio de pájaros y una modorra en el tiempo. Los hombres buscarán en las pascuas y en los carnavales un remedo de la vida.

 

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: