Primavera 2018

Resguardada en una casapuerta, espera que escampe y que el vendaval, amor de peluqueras, descanse de su furia presuntuosa y destructora. Escucha las trompetas a lo lejos y saca de su baúl de viaje un traje negro de luto riguroso. Sale a las calles y plazuelas a dejar la impronta de su presencia, que ya era casi una certeza, y muestra su tarjeta de visita con fragancia de azahares. Pero guarda sus vestidos estampados de flores para cuando lleguen los días embriagadores de vino, faralaes y tardes de toros. Y nosotros queriendo atrapar todo para amasar un tesoro de imágenes, casi todas quedaran en el camino, buscando la toma impoluta, perfecta y codiciada que nunca surge. Nos han dicho que la manzanilla aviva el sentimiento y despierta el ingenio. Por eso, nosotros creemos que estamos cerca de conseguirlo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: