Tiempo de Difuntos

Alegoría de la Muerte

Noviembre es el mes de los difuntos, donde los muertos vuelven a la vida a través del recuerdo. Pero la muerte no siempre se nos presenta como un destino irremediable. Pese a la literatura romántica que la ensalza, la muerte no es justiciera para castigo de la maldad, tampoco es la última redención del héroe, ni la puerta a un destino celestial como premio a una vida de tormento.
La muerte es un juego siniestro que reparte ganancias a apostadores sin alma. ¿Qué quiénes son? Los que desatan las guerras, los que venden y trafican con paraísos psicodélicos por dosis, los que dejan niños huérfanos inconsolables en las cunetas del terror, los que les ponen armas a unas manos inocentes que han creído luchar y morir por un futuro alegre y victorioso. Los que se juegan a una mano el destino de tantos mártires y apuestan con sus mortajas. Esos, y muchos más, son ellos.
Podíamos haber recreado a un Tenorio cercano, sinvergüenza y castizo, pero nos pareció frívolo, así que decidimos componer esta imagen que tiene más realismo y veracidad.
Que cada uno interprete la historia como mejor le sugiera.

Ver fotos de cómo se hizo

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: